Artículos

Solicite más información ¡Llamanos Ahora!

Móvil: 310 563 43 55 |  Móvil: 313 867 75 39 | PBX: (1) 863 53 37

Como educar hoy a niños y adolescentes Destacado

Como educar hoy a niños y adolescentes © Colegio San Juan del Camino Como educar hoy a niños y adolescentes

Revista Colegios y Jardines
Edición No. 7
Páginas 90, 92, 93, 94

La familia y el Colegio son fundamentales en la formación de criterios, tanto en el niño como en el adolescente de hoy. Su apoyo es esencial en la consolidación de su personalidad.

En el mundo competitivo de hoy no es fácil educar. Nuestros niños y adolescentes reciben información externa permanentemente y son bombardeados a diario de nuevas tecnologías. Crecen con muchos estímulos de aprendizaje, que abren las ventanas al conocimiento de una manera extraordinaria y que los conecta a la tecnología como aprendizaje natural; solo requieren observar al adulto una vez para lograrlo, con lo que muestran su capacidad de acción y entendimiento.

Pero la información que llega de los medios de comunicación no es siempre la apropiada, en ocasiones crea confusiones y mala interpretación de quien la recibe, no todos los mensajes son claros y muchos deforma el contenido de lo que la casa y el colegio quieren transmitir de acuerdo a sus parámetros de formación donde el desarrollo de la persona es lo más importante.

Entonces vienen las preguntas, ¿Cómo educar al niño(a) de hoy para que pueda manejar adecuadamente la tecnología y nutrirse de ella sin perder el norte y el sentido humano?, ¿Cómo enriquecer el aprendizaje interior para aplicarlo en el buen uso de la tecnología?, ¿Cómo transmitir el conocimiento y desarrollar actividades que le permitan al estudiante motivarse y aprender con sentido dentro de un mundo saturado de información?, ¿Cómo lograr que el adolescente combine constructivamente el aprendizaje escolar y la tecnología al servicio de su crecimiento?.

La tecnología nuestra aliada

Entendiendo mediante un proceso de aprendizaje que la tecnología y la cibernética están al servicio del hombre para aprender, investigar, conocer el mundo y divertirse sanamente. Comprendiendo que es un medio valioso e importante en el desarrollo del conocimiento (que permite de acuerdo al uso formar o deformar en las personas criterios, opiniones y  prioridades) que se convierte en un medio absorbente y enfermizo si no existe control y conciencia del tiempo, espacio y momento en que se debe utilizar, aislando en ocasiones a la persona de su contexto social real, permitiéndole establecer mejores relaciones con extraños y amigos chateando que socializando en el aula de clase con sus compañeros dentro de la cotidianidad.

La familia y el colegio son fundamentales en la formación de criterios para el niño y el adolescente de hoy. El colegio debe construir una sinergia entre el aprendizaje y la tecnología para formar en los alumnos conciencia y compromiso de acción, al aprovechar al máximo lo que ellos tienen y han desarrollado.

  • Capacidad de percepción.
  • Habilidad motriz en la mecánica del  aprendizaje.
  • Atención motivada por un interés.
  • Deseo de retarse y competir.
  • Interés por conocer algo diferente.
  • Sensibilidad para detectar algo nuevo.
  • Posibilidad de desarrollar los sentidos.
  • Creatividad para jugar y construir.
  • Manejo de hábitos.

Permitiéndoles planear, organizar, hacer y verificar actividades escolares, donde aprender a pensar es clave; realizar actividades lúdicas para interiorizar y aprender de verdad, un propósito; y conocer el ritmo y la forma de asimilar mediante los sentidos de cada alumno para el docente, un compromiso.

Este debe ser el método ideal de aprendizaje del colegio. Aquel mediante el cual los estudiantes gozan de la enseñanza, aprenden con sentido, disciplinan la mente, puedan retarse y comprometerse a estudiar porque lo consideran importante, responsabilizarse de sus deberes, cuestionar sus acciones, compartir saberes con otros, utilizar los recursos tecnológicos conociendo su importancia y su riesgo, para construir y crecer como persona haciendo del aprendizaje y la tecnología una buena combinación.

 

Si es posible educar en principios y apoyarse en la tecnología.

 

El uso de la tecnología responsabilidad de padres y educadores

Mientras el niño comprende y el adolecente utiliza constructivamente la información, los padres y educadores tenemos la responsabilidad de enseñar el buen uso de los recursos, de filtrar la información que consideramos debe recibir, supervisar las actividades que realiza y revisar sus contenidos para lograr que este aprenda de verdad utilizando constructivamente el tiempo (en el computador, el celular, la internet, los videojuegos, el iPad, el gameboy, xbox y Wii entre otros), manejando horarios de uso.

Para entender el mundo de los niños y adolescentes de hoy es importante conocer las nuevas tecnologías y aprender a utilizarlas con tanta destreza y habilidad como sea posible. De esta manera podremos compartir con ellos y guiarlos de acuerdo a nuestros principios.

Los niños aprenden lo que ven, para ellos interpretar las acciones del adulto e imitar su comportamiento es fácil. Son fundamentales el control y supervisión de los padres de familia en el desarrollo de las diferentes actividades que realizan los hijos.

Crear hábitos sociales donde los padres establezcan ciertas pautas de organización en casa que le permitan al hijo(a) aplicar en la convivencia diaria con los demás, valorar a cada persona por lo que es, respetar su opinión y forma de ser; ser auténtico y autónomo en las decisiones; reconocer el error y mostrarse generoso para dar y recibir, inteligente para pensar y actuar y cuidadoso en el manejo del tiempo. Todo esto es formación riqueza para el futuro. Estar pendiente de nuestros hijos es empezar bien desde el principio para terminar bien.

Un buen comienzo

Aprender a manejar el televisor, el equipo de sonido, el control, el mouse del computador, los videojuegos, el iPad, el celular entre otros es muy fácil para nuestros niños y adolescentes; en cambio crear hábitos para alcanzar valores es un proceso que implica constancia, motivación y compromiso en padres e hijos.

Saludar, despedirse, agradecer, disculparse, recoger el desorden, comer en familia, salir juntos al parque, leer, escuchar música,  “cacharrear”, cocinar, sacar el perro, jugar con el computador, “mercar”, tocar un instrumento, hacer tareas, estudiar, hacer deporte, colaborar en los quehaceres de la casa, entre muchas otras labores, son fundamentales para aprender a vivir juntos.

De igual manera desarrollar actitudes y crear sentimientos de confianza para compartir y crecer como buenos seres humanos es clave, el respeto, la disciplina, el amor, la obediencia, la responsabilidad, la espiritualidad, el compromiso, el orden, entre otros valores, se aprenden con ejemplo y voluntad de los padres, en el día a día, al estrechar vínculos que facilitan la convivencia y permiten su aplicación en la socialización con otros.

Educar con sentido es formar a la persona en su integridad desde la infancia para que, sana y constructivamente, aprenda a utilizar la tecnología sin perder su esencia en la juventud.

El mundo de los niños y los adolescentes de hoy es grande; crecen rápidamente, aprenden fácil, quieren independencia con presencia porque requieren respaldo, son arriesgados, se dejan deslumbrar por la novedad, manejan y estructuran poco a poco su propio lenguaje y se muestran rebeldes y obstinados por conseguir lo que quieren. La tecnología forma parte de su mundo; es algo extraordinario que llena sus deseos, ambiciones y necesidades. Por esto es clave estar ahí como padres y educadores guiando, supervisando y apoyando para que se vuelvan aliados del buen aprendizaje.

María del Rosario Bermúdez Escobar

Rectora Jardín Infantil Aprendemos Jugando y Colegio San Juan del Camino
Educadora - Orientadora Familiar - Coach de vida.

 

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.

Log in